Un hombre muerto

Ngaio Marsh