No olvidar el cuatro

Stewart Sterling