La muerte entra en Cachemira

M.M. Kaye